10 Razones Para Aumentar el Tamaño de tu Campana

by Stephen Hogan
by Stephen Hogan

El paracaidismo es un deporte peligroso, todos lo sabemos. Aunque las medidas de seguridad son extremas, no nos engañemos, nadie está a salvo de sufrir una lesión independiente del nivel de experiencia.

Fuente: When Should You Upsize Your Canopy | Traducción y Adaptación: Paulinha

Los accidentes más habituales suelen ocurrir bajo campana pero infelizmente no podemos evitar los comportamientos de riesgo pero sí difundir buena información para que todos puedan tomar una decisión inteligente que preserve su integridad física y su vida. Cuando casi todos están ansiosos por saltar paracaídas más pequeños, te hacemos la siguiente pregunta:

¿Considerarías aumentar el tamaño de tu campana?

A continuación te damos 10 razones por las que deberías plantearte hacerlo.

10. No consigues aterrizar de pie. Si con frecuencia tienes problemas para aterrizar correctamente o en una misma zona de saltos en las mismas condiciones climatológicas no logras aterrizar de pie, entonces necesitas aumentar el tamaño de tu paracaídas y hacer un curso de control de campana para repasar y entender los conceptos básicos de vuelo.

9. No estás al día. Puede que después de un periodo “out” por unas vacaciones sin paracaidismo, porque estés saliendo de una lesión o simplemente ha pasado el tiempo y no has saltado. Aunque sea solo los primeros saltos, este es el momento adecuado para saltar con una campana más grande. De acuerdo con la USPA, no estás al día si:

  • Tienes el título A y nos has saltado en los últimos 60 días
  • Tienes el título B y no has saltado en los últimos 90 días
  • Tienes una licencia C o D y no has saltado en los últimos 6 meses

Política de cada DZ: cada zona de saltos tiene su propia política para paracaidistas que llevan tiempo sin saltar. Comprueba con tu DZ que tienes que hacer antes de volver a volar y pregunta a los instructores si necesitas más información.

by Aitana WindPics
by Aitana WindPics

8. Saltar en sitios con más elevación. En elevaciones más altas, la campana vuela más rápido y es más sensible a las maniobras debido a que el aire es menos denso. Así que los aterrizajes los sentirás más rápidos y los giros serán más agresivos.

7. Si has ganado peso. ¿Qué podemos decir? En invierno, las vacaciones o en las fiestas es común ganar algo más de peso y eso hará que invariablemente tu carga alar cambie. Además, si no has saltado en mucho tiempo y tu carga alar ha subido, deberías considerar saltar con una campana más grande de la habitual.

Asimismo, si eres “chico” de tamaño o vas a entrar a un equipo de 4way por ejemplo y necesitas usar plomo, ten en cuenta que este peso adicional irá modificar las características de vuelo del paracaídas. Así que, antes de tomar una decisión sobre que campana comprar o si debes o no reducir el tamaño, considera usar primero pesos para tomar la mejor decisión en relación a tu carga alar/campana ideal para tu experiencia.

6. Tamaño del reserva. Por lo general el principal y el reserva deben tener aproximadamente el mismo tamaño. Si fuiste rápido en bajar de campana o no encontraste el arnés con el tamaño adecuado y tienes un reserva grande y poca experiencia navegando un principal grande, esta puede ser una buena razón para aumentar el tamaño de tu principal. Tener campanas del mismo tamaño reduce otros problemas si te encuentras una emergencia con 2 paracaídas abiertos.

5. Tipo de salto. ¿Haces big-ways? ¿Wingsuit? ¿Demos? Algunos tipos de salto requieren campanas más grandes. Hacer un salto con traje de alas por ejemplo puede producir enrollamiento de las líneas u otras malfunciones por lo que saltar una campana dócil puede ayudarte a resolver estas situaciones con más tranquilidad que si lo saltaras con una campana pequeña. En saltos demos, tener una carga alar baja te dará más rango para aterrizar en zonas más pequeñas o áreas rodeadas de obstáculos, siempre y cuando entiendas la dinámica de vuelo de tu campana.

4. Edad / Salud / Agilidad. Haz un chequeo general de tu salud. ¿Cómo están tus rodillas? ¿Muñecas, tobillos y vista? ¿Cuál es tu percepción de profundidad? ¿Tiempo de reacción? Estas pueden ser buenas consideraciones a tener en cuenta a la hora aumentar el tamaño de tu campana.

3. Actitud / Experiencia. La experiencia y la actitud de alguien a cerca de su propia seguridad y de la de los demás es un componente vital para la seguridad del paracaidismo. Despreocuparse de ello por creerse muy experto es una señal inequívoca de que se necesita aumentar el tamaño de su campana.

2. Quieres bajar de campana pero NO debes hacerlo. ¿Tus aterrizajes son inconsistentes? ¿Casi nunca aterrizas de pie? ¿Haces mal el flare? ¿Tocas tierra deslizando primero con tus rodillas y luego pisas pensando que estás haciendo un swooping increíble? ¿Haces giros en espiral durante el tráfico para divertirte cuando no es necesario? ¿Te asustan los line twists? ¿Tienes dificultades para deshacer un line twist? ¿No te fijas en las demás campanas que vuelan? ¿Haces giros bajos por diversión? ¿No sigues un patrón de aterrizaje? ¿Qué demonios es un patrón de aterrizaje? ¿No entiendes las características de vuelo de tu campana? ¿Te parece bien no seguir las reglas?

by Ana Paula Santos Figliagi (Paulinha)
by Ana Paula Santos Figliagi (Paulinha)

1. Finalmente, si no puedes contestar a sí a todas estas preguntas, entonces es que necesitas una campana más grande:

  • ¿Puedes aterrizar con viento cruzado?
  • ¿Estás cómodo aterrizando con viento cruzado?
  • ¿Puedes aterrizar tu campana sin o con poco viento?
  • ¿Te sientes cómodo aterrizando sin o con poco viento?
  • En un aterrizaje cuya única opción es una zona pequeña rodeada de obstáculos ¿estás seguro de que podrías aterrizar tu campana con precisión?
  • ¿Entiendes completamente las características de vuelo de tu campana?
  • ¿Entiendes lo que ocurre cuando haces el flare, en el patrón de aterrizaje, cuando tu paracaídas para y las características generales de vuelo cuando reduces el tamaño de la campana?
  • ¿Has usado las bandas traseras y sabes porque y cuando tendrías que utilizarlas?
  • ¿Has usado las bandas delanteras y porque y cuando tendrías que utilizarlas?
  • ¿Has realizado giros con la campana frenada? ¿Y giro con los frenos puestos para aterrizar?
  • ¿Puedes aterrizar a menos de 10 metros del centro de un objetivo al menos 5 veces seguidas?
  • ¿Has realizado algún curso de campana?

Muchos cuando empiezan a practicar paracaidismo, sobre todo si son jóvenes, se sienten invencibles. Eligen la vía rápida para bajar cuanto antes de campana porque es mucho más divertido y más molón… Hasta que te haces daño o pierdes a alguien. Entonces, tu percepción de la seguridad cambia completamente (felizmente), sobre todo si es alguien cuyo deporte es su medio de vida.

Pasamos más tiempo bajo campana que en caída libre, por lo que este es un buen momento para comprobar y evaluar cómo están tus conocimientos de control de campana. Por lo tanto, hagan un curso de campana, entrenamientos y sobre todo ¡no tengan vergüenza de preguntar!

En la página original del post (en inglés) tenéis un test bastante interesante para calcular vuestro riesgo con la campana en función a una serie de parámetros:

CALCULAR MI RIESGO CON LA CAMPANA

Espero que os haya gustado, si es así, no olvides dejar tus comentarios y compartir ;)